"El Túnel de los Recuerdos"

Anteojito: el gran amigo de los niños durante muchos años

Anteojito era un niño de unos 8 años, que llevaba anteojos, (de donde saca su nombre), muy tranquilo e inteligente, que vivía con su tío Antifaz. Se decía que era primo de Hijitus y amigo de Calculín, todos personajes creados por el mismo dibujante.
El personaje fue cambiando con los años, modernizándose. En sus inicios contaba con unos pocos pelos y un cuerpo pequeño. Luego, su aspecto fue más "real", es decir, dejó atrás los signos de caricatura para tomar dimensiones más estilizadas. Su cuerpo era más alto, usaba gorra y contaba con mucho cabello, mostrando un niño ya más grande.
Particularmente Anteojito se destacó por su manera de cantar (interpretado en la voz por Marion Tiffemberg), llevando así decenas de canciones infantiles y propias de la cultura argentina a los niños, como "La Vaca Lechera", "Barrilito de Cerveza", "Mi Buenos Aires Querido" y muchos más.
Anteojito surgió en una campaña publicitaria durante comienzos de la década de 1960, a través de la pantalla de Canal 9 de Argentina. Recién en 1964, luego de varios años de incesantes emisiones de sus cortos publicitarios, García Ferré inició la publicación de su propia revista semanal, titulada con su nombre, "Anteojito". En sus páginas se trató siempre de enseñar y entretener, con historietas, cuentos, las leyendas y la enseñanza que marcaron a casi cinco generaciones.
La extraordinaria popularidad del personaje, motivó a García Ferré a realizar en 1972 un largometraje de dibujos animados con los personajes de su revista, llamada "Anteojito y Antifaz: Mil Intentos y Un Invento", convirtiéndose en el primer largometraje argentino de dibujos animados premiado internacionalmente. También, contó con numerosos cortos animados y programas propios de televisión, como "El Club de Anteojito y Antifaz" conducido por Berugo Carámbula y Gachi Ferrari, que a principios de los 80s tuvieron un enorme éxito y lo consagró como uno de los personajes más famosos y querido por los niños.
En 1964 salió a la venta la revista infantil Anteojito creada también por Manuel Garcia Ferré. A lo largo de las décadas mientras se publicó, compitió con éxito a otra de las revistas infantiles muy populares de Argentina, Billiken. En algunas ocasiones comenzaron a publicarse otras revistas infantiles, pero ninguna logró superar el éxito que cosechó durante muchos años "Anteojito".
A mediados de la década de 1990 comenzaron a lanzarse publicaciones infantiles que cambiaron completamente la temática de sus contenidos, orientadas más hacia lo tecnológico y la informática, dejando atrás la ingenuidad, la inocencia y el encanto. Este es el caso por ejemplo de la revista del Grupo Clarín, "Genios" (actualmente vigente) que, a partir de 1998 comenzó a desplazar en cantidad de ejemplares a la Revista Anteojito. Finalmente, hacia fines de 2001, y luego de más de 1900 ejemplares, dejó de publicarse dando cierre a toda una época de la cultura infantil argentina.
Se hizo famosa su frase ¡Intríngulis-Chíngulis! ¡Uh! ¡Uh! ¡Uh!".
Por sus páginas desfilaron una gran cantidad de personajes, entre ellos: "La Aventuras de Pí-Pío", "Pelopincho y Cachirula", "La Vaca Aurora", "Las Aventuras de Hijitus", "La Pícara Sandrita", "Rinkel, El Ballenero", "Sónoman" y muchísimos más.

No hay comentarios: